16 oct. 2014

Patrimonio documental español: El Archivo de la Villa V



 Continúo con la historia sobre el archivo de la Villa de Madrid, que dejamos en el capítulo IV. Hacia 1588, el fraile Domingo de Mendoza propone al Ayuntamiento la redacción de la vida e historia de San Isidro Labrador, que sería canonizado en 1622, y aprovechando el trabajo del fraile, los regidores proponen a Mendoza que actualice los inventarios del Archivo, siendo ayudado por Antonio Díaz Navarrete, Juan de Saavedra y Pedro de Alcántara.



El trabajo de estos hombres se conserva parcialmente denominándose “Chatalogo y sumario de los privilegios preeminencias y haciendas y obligaciones espirituales que tiene Madrid recogido por mandado del señor don Luis Gaitán de Ayala y los regidores”. Pese a este inventario, en 1590, el procurador Domingo de Lastra no pudo cobrar a los madrileños, por no localizar la documentación debido al gran problema de organización que sufría el archivo.

En sesión celebrada el 28 de junio de 1602, el Ayuntamiento toma la decisión de que los documentos se ordenen alfabéticamente guardándose los títulos, escrituras, privilegios y acuerdos relacionados con la Villa. Don Francisco Enríquez y Don Juan González de Armunia, son los encargados de la organización del archivo. Y se determina la construcción de unos cajones de madera de pino y nogal, donde una vez inventariados, serían colocados todos los fondos disponibles.

Según Timoteo Domingo Palacios, del que se tratará más adelante, los regidores Claveros del Archivo de la Villa hasta el 15 de febrero de 1613 fueron, Gregorio de Usateguí y Lorenzo López del Castillo. 

A principios de ese mismo año, se propone el modelo del Archivo de Simancas, como organización del de la Villa, siendo un fracaso. Porque el de Simancas poseía personal especializado y permanente, que realizaba búsquedas, certificaba y organizaba los documentos. Esto se debía a que llevaba fundado como Archivo General del Reino en el castillo de Simancas desde 1549, llevando muchos años de ventaja a la hora de la planificación y organización del archivo como tal, y era considerado Archivo y no oficina pública como ocurría con el de Madrid.

Archivo de Simancas

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
Lo que viene siendo una documentalista © 2012 | Designed by Bubble Shooter , in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions