20 feb. 2014

Patrimonio documental español: El Archivo de la Villa.I



 Hoy comienzo a escribir sobre el Archivo de la Villa de Madrid: su evolución, organizacion y conservación. A continuación comienzo con una breve introducción sobre el patrimonio bibliográfico español. Poco a poco ire desarrollando el contenido de esta memoria, que publicaré completa en mi perfil de SlideShare. Pues aquí os dejo con esta introducción para empezar a calentar motores.


Desde tiempos remotos, el hombre ha tenido la necesidad de plasmar su conocimiento ya fuera en piedra, arcilla, pergamino o papel. Estos documentos formaban parte de su vida y aportan una visión histórica de sus costumbres, derechos, educación, etc.

A lo largo de los siglos, el hombre se dio cuenta de la importancia y el valor histórico de conservar correctamente dichos documentos para poder usarlos como referencia, para el estudio de la historia o como prueba de una determinada acción. Todos ellos constituyen el patrimonio histórico bibliográfico, y en este caso, el español.

Gracias a la idea, al principio, rara, de salvaguardar el contenido, se ha hecho posible, que hoy tengamos en nuestros archivos y bibliotecas una colección de documentos de una riqueza y valor cultural incalculable.

De la época de los visigodos, se conservan los manuscritos españoles más antiguos. Desde el Pentateuco de Ashbunham del S.VI-VII, que se conserva en la Biblioteca Nacional de Francia, pasando por el Brevario de Alarico del S.X, son sólo algunos de los exponentes de los godos en nuestro país. Este último, también es conocido el Brevario de Aniano, y es un recopilatorio del derecho romano post clásico.

Con la llegada de los árabes, la generación de textos siguió aumentando y así por ejemplo, destaca en el S.X, la Biblia Hispalense, también conocida como Codex Toletanus, con texto en hebrero y latín. Con este documento, uno se puede hacer a la idea del arte califal y apreciar la técnica cordobesa de miniar. Actualmente está depositada en la Biblioteca Nacional de España y se puede consultar on line, ya que está digitalizada en la Biblioteca Digital Hispánica (Biblioteca Nacional de España, 2013).

A medida que avanzaban los siglos, se seguían generando más documentos, entre los que destacan y están presentes en la Biblioteca Digital Hispánica:

El libro de los testamentos del S.XII, con beatos, que son comentarios al evangelio de San Juan
El Libro del Buen Amor del Arcipreste de Hita


Cantigas de Alfonso X El Sabio
Cantigas de Alfonso X El Sabio

Son sólo una ínfima parte de los libros que se realizaron a principios de la Edad Media y son imprescindibles en nuestro fondo histórico. A medida que pasaban los años, los monjes, desde sus monasterios, plasmaban el conocimiento en los manuscritos que versaban sobre religión y derecho eminentemente.

Con la llegada de la imprenta a España, el número de ejemplares de un documento se multiplicó, lo que hizo que se pudiera acceder más fácilmente a la lectura y a la cultura. Gracias al nacimiento de las Universidades y la proliferación de alumnos que acudían a ellas, la transmisión del saber a través de los documentos se produjo con rapidez.

Libro del Buen Amor
Libro del Buen Amor

Ante este volumen de información, y ya con los primeros bibliotecarios que fueron los monjes, se planteaba la necesidad de guardar esos fondos, para o bien consultar ese “tesoro” que era un manuscrito, o copiarlo para que no muriera pasto del tiempo y no se perdiera el saber contenido en él.

Los Reyes, en los monasterios, en las universidades, etc. sabían la importancia de guardar esa información y comenzaron a conservarla. Primero como algo rutinario, sin un orden establecido y sin control, pero poco a poco, se dieron cuenta de lo importante que era la correcta localización de un documento determinado en un instantes preciso, y se comenzaron a establecer una serie de normas y directrices.

A lo largo de la Península, y siempre dependiendo del gobierno y de las situaciones concretas, se iban constituyendo Archivos que fueron depositarios tanto del saber intelectual como de los trámites puramente administrativos: el Archivo de Aragón en el S.XIV, el Archivo General de Simancas, en el S.XVI, el Archivo General de las Indias, etc. Son algunos de los Archivos más importantes a nivel estatal, que albergan en su interior, el reinado y la administración de los Reyes, información sobre el nuevo continente descubierto, etc.

Mucha información se ha pedido pero potra gran cantidad de documentos han llegado a nuestros días, gracias a la labor de personas, algunas desinteresadas, otras estudiosas y apasionadas de la cultura, y por último, profesionales amantes del orden y el correcto uso de los documentos disponibles.

A lo largo de la historia de Madrid, se han generado miles de documentos que han llegado hasta nuestros días gracias a una dependencia en la que se conservan todos ellos: el Archivo de la Villa.

Parte II
           

Works Cited

Biblioteca Nacional de España. (2013). Biblioteca digital Hispánica. Obtenido de http://bdh.bne.es

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
Lo que viene siendo una documentalista © 2012 | Designed by Bubble Shooter , in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions